logo

Blog

  • IgnacioNunca hubo tantas oportunidades como las que hoy existen para un sector como el de la producción audiovisual. Otra cosa bien diferente es que las estructuras con las que actualmente cuenta el sector sean las idóneas para abordar esta nueva situación. No hace mucho tiempo que las ventanas existentes para mostrar el resultado de un trabajo en el ámbito de la producción audiovisual, eran mas bien escasas. Es cierto que había muchas televisiones a las que proponerse con las distintas clases de producciones, pero siendo realistas el recorrido de las mismas era muy limitado. Mas de una vez me han dicho en algún despacho ¿y qué hago yo con un vídeo? Hace unos meses tuve el placer de participar en una mesa redonda en la Facultad de Ciencias de la Comunicación en la Universidad de Málaga. Analizamos precisamente esto, el presente y el futuro del sector audiovisual. En el auditorio podrían concurrir unos 150 estudiantes. Al terminar las intervenciones, (representantes de CANAL SUR TELEVISIÓN, Universidad y el que firma este artículo de opinión) se inició un turno de preguntas en el que para mi sorpresa casi todas se dirigieron a la televisión pública andaluza. La línea no era otra que la de interesarse por los contratos en prácticas y por la bolsa de trabajo de la televisión. Obviamente no pude callarme. Es hora de aportar valor. Nadie va a solucionarle a nadie su problema y cada uno tiene que buscarse su sustento aportando valor al sistema de producción. Para suerte de todos estos estudiantes que en breve llegarán al mercado laboral, o lo que es lo mismo, a tener que ganarse el pan con el sudor de su frente, hoy en día tenemos eso que se llama Internet y una tecnología muy evolucionada que te permite producir un magnífico vídeo con un teléfono y un ordenador. Y no solo eso, en horas, tu trabajo podría verse, si das con la tecla, por millones de personas. Eso son oportunidades y lo demás son tonterias. No hace tanto tiempo para que tu trabajo fuera visto no quiero ni contaros el tiempo que tenía que pasar y los obstáculos de todo tipo que había que saltar. Para las estructuras empresariales, pienso que la cosa no está tan fácil, aunque siempre hay una salida. Es complicado adaptarse a las situación actual con plantillas de profesionales que se crearon en base a circunstancias económicas y de mercado completamente diferentes a las que existen hoy en día. No obstante, y tirando del marketing devocional predicado por el conocido Guy Kawasaki, (hizo que el mundo entero adorara a la marca Apple) las empresas de producción que sean capaces de adaptarse a las actuales circunstancias e identifiquen nuevos productos y nuevas formas de hacer negocio, quizás sea mas importante lo segundo que lo primero, no solo podrán subsistir sino que incluso podrán triunfar. Pienso que la producción audiovisual puede dar valor a cualquier producto de cualquier sector de sector de actividad. Pienso que es el momento de alianzas entre los que venden y los que hacen producción audiovisual. La valla es alta, pero estoy convencido de que se puede saltar. No hay nada que venda más que un buen audiovisual. Pero, ojo, no hay nada que perjudique más que un mal audiovisual.
    Ignacio Gallego Jiménez. Director General CEDECOM S.L.,

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies